Los tapetes son la mejor opción para brindarle a tus suelos un toque especial, acogedor y de vanguardia, ya que decoran y le dan vida a cada uno de tus espacios.


El tapete define espacios, separa ambientes y crea espacios comunicativos, a la vez que aporta sensación de calidez y crea un ambiente confortable donde trabajar y vivir. Nos transmiten emociones. Más allá de su belleza, los colores, texturas y diseños tienen efecto sobre nuestro estado emocional. Arquitectos y diseñadores los consideran como un producto esencial para decorar un espacio.


Tanto si son de felpa como de tejidos planos, redondos o cuadrado, proporcionan confort y ambiente. Los más grandes definen el área donde sentarnos en el salón, y los alargados suavizan el pasar por los pasillos y puertas, dando la bienvenida a la casa. Son una buena forma de mostrar tu estilo personal y de tratar tus pies con suavidad.